Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿La presbicia se opera?

presbicia

¿Qué es la Presbicia

El ojo humano es un sistema de lentes capaz de enfocar imágenes a diferentes distancias. Esta capacidad se llama acomodación y nos permite ver y enfocar a treinta centímetros y pocos segundos después a más de seis metros. 

Con los años, la capacidad de acomodar se va perdiendo y, a partir de los 40 años, empezamos a alejar los objetos a 40 cm o más para verlos con nitidez. Esto suele prolongarse hasta que ya “no nos queda brazo” y necesitamos gafas de cerca para poder ver bien. La pérdida de acomodación es progresiva y es particularmente significativa a partir de los 52-55 años. Este proceso se denomina presbicia.

Hasta hace unos años, la única solución era ponerse gafas de cerca u operarse y crear una miopía en unos de los dos ojos para conseguir lo que se llamó mono-visión. En estos pacientes se operaba el ojo no dominante dejando una miopía que compensaría la presbicia. La calidad visual no era de las mejores pero daba bastante independencia de las gafas a los pacientes.

Otra de las cirugías que prometían resolver el problema de la presbicia fue el implante corneal Kamra Inlay. Los resultados han sido bastante buenos pero el implante y la misma cirugía han presentado ciertas complicaciones y algunas muy severas. 

¿Cómo se opera la Presbicia?

Pero es con la llegada de las lentes Premium y de las lentes intraoculares multifocales que la cirugía de la presbicia empieza a ser segura y con muy buenos resultados consiguiendo la independencia total o casi total de las gafas.

La técnica quirúrgica es la misma que las de las cataratas y se puede operar también el paciente que no las tiene. De hecho, una de las grandes ventajas es que el paciente que se opera de presbicia con esta técnica ya no tendrá cataratas.

La cirugía suele durar alrededor de 10 minutos y, al igual que las cataratas, se hace con anestesia local. Al no emplear anestesia general, la recuperación suele ser muy rápida y el paciente puede volver a su vida normal en pocos días.

La elección de la lente intraocular es la parte más difícil de la cirugía. Existen decenas de lentes intraoculares de diferentes calidades y con “más o menos” defectos. Un error muy común es pensar que todas las lentes intraoculares para la presbicia son iguales. 

El primer paso es preguntar al paciente por sus aficiones, su trabajo y lo que considera importante en su actividad diaria. Por ejemplo evitaremos usar lentes que, como efecto secundario, provocan muchos halos alrededor de las luces en pacientes conductores profesionales. 

El segundo paso es explorar el paciente a la lámpara de hendidura, tomar tensión ocular y ver fondo de ojo. No son candidatos a cirugía con multifocales los pacientes con patologías oculares que limitan el pronóstico visual.

Otro paso muy importante es la evaluación de la hidratación ocular y de posibles ojos secos sub clínicos que debutarían después de la cirugía. “Es fundamental evaluar la superficie ocular y el estado de la película lagrimal en pacientes que quieren operarse de presbicia. No hay paciente más descontento que el paciente operado con lente multifocal que ha desarrollado ojo seco después de la cirugía. Todos los pacientes deberían pedir una evaluación detallada de la película lagrimal antes de una cirugía” explica el Dr Francesco Moroli, especialista Clinise en ojo seco.

Finalmente terminaremos la exploración previa a la cirugía con una topografía corneal y una biometría ocular. Son dos pruebas fundamentales para elegir correctamente el tipo de lente intraocular y sobre todo para saber cuando no es aconsejable operarse. “Un pupila descentrada o unas aberraciones corneales fuera de lo normal nos indican que es mejor no usar una lente multifocal ya que el resultado visual puede no ser el que imagina el paciente. En este caso hay que elegir otros tipos de lentes explicando al paciente cuales serán los resultados visuales post operatorios. Existen decenas de lentes intraoculares diferentes y no existe la mejor en absoluto. Existe “la mejor” para cada paciente” concluye el Dr Moroli.

Los pacientes interesados pueden informarse pidiendo cita para consultas en el Instituto de Oftalmología Láser de Cáceres al tlfno 927-240918 o en la consulta de Oftalmología Dr. Francesco Moroli del Hospital Parque Vegas Altas de Don Benito al tlfno 924-805050.

Dr Francesco Moroli

Especialista es ojo seco, superficie ocular y control de miopía. 

Instituto de Oftalmología Láser de Cáceres. Cita Previa tel: 927-24 09 18

Oftalmología Dr. Francesco Moroli, Hospital Parque Vegas Altas Don Benito Villanueva de la Serena. Cita Previa tel: 924-80 50 50

Dr Pablo Marcelo

Especialista en maculopatías y control de miopía.

Instituto de Oftalmología Láser de Cáceres. Cita Previa tel: 927-24 09 18

Dra Paula Maqueda

Especialista en oftalmología pediátrica, estrabismo y control de miopía.

Instituto de Oftalmología Láser de Cáceres. Cita Previa tel: 927-24 09 18

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp